Posturas atrevidas para salir de las clásicas al practicar sexo. Practicalas en los olivos con nuestras gatitas complacientes.

No estamos diciendo que el sexo sea aburrido, pero todos tenemos un repertorio de posturas favoritas, que, repetimos a menudo por comodidad, pereza a la hora de buscar cosas nuevas o porque nos permiten alcanzar el orgasmo más fácilmente.

Sin embargo, no podemos quedarnos ahí, por muy a gusto que estemos tumbados mientras el otro hace todo el trabajo. Solo se vive una vez y el kamasutra tiene un montón de posturas para probar y darle algo de gracia a la vida sexual:

Carretilla: ideal para tonificar los brazos. Ella se coloca en el borde de la cama apoyándose sobre sus codos mientras él la levanta en peso y se sitúa por detrás entre las piernas. Piensa que si al empezar no aguantas tu propio peso, con el paso del tiempo terminarás por resistir más tiempo en la postura. Si por lo que sea termináis cayéndoos, las risas estarán aseguradas (y la risa es la puerta del amor).

Piernas sobre los hombros: nada cómoda si las dimensiones de tu pareja están por encima de la media pero muy placentera para todas las demás. Es perfecta porque te recordará al misionero hasta que compares las sensaciones, lo que hará que esta postura bata a la clásica por goleada. Puedes hacerla todavía más innovadora si él se coloca sobre sus rodillas.

Rock and Roll: La mujer se tumba boca arriba y coloca sus piernas hacia atrás intentando llegar a su cabeza (como si quisiera enrollarse sobre sí misma). El hombre se arrodilla junto a ella,

El carro de la pasión: La mujer se agacha frente al hombre y se coloca en la postura de La Carretilla. Como ayuda, se puede colocar un almohadón bajo su frente.

 

El limbo: Tu chico se sentará en una silla amplia con un cojín bajo las rodillas para elevarlas un poco. Colócate a horcajadas sobre él y túmbate hacia atrás apoyándote sobre sus rodillas.

 

 

Hospedate por el mega plaza de los olivos y disfruta de esta experiencia única con nuestra hermosas y complacientes gatitas.

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *