Jaime

Kristell tiene un cuerpo finito, parece un muñequita, pero te la mama como una Diosa.